Mujer venado, Mujer peyote, Mujer y ya.

Uncategorized

Todavía no se que titulo ponerle a la obra que hoy presento. No se si me impresiona más mi transformación durante este año, o la suya.
No la de ustedes, la del cuadro.

Tus ojos

La ventana del alma. Con eso quiero empezar, tal vez es una anotación a mi mismo. O una entrada al texto. Que feo.

Depende de la cultura, y de la ubicación geográfica; el ojo es o no es la ventana del alma. En algunos pedazos iluminados de México, piensan o se pensaba en el pasado. Que la vagina era el tercer ojo, aquel que siempre ve a la tierra. Por eso, la mujer es más centrada. PEERDON la mujer es exactamente lo mismo que el hombre. BASURA.

La dualidad, eso es lo que hace al mundo. O es acaso mazapán que hay un día sin una noche?
Acaso en tu mundo rosa y equitativo, hay paz sin guerra. Negro sin blanco, luz sin oscuridad…
La lucha entre el día y la noche; Yo creo que es la batalla más vieja que ha visto gestarse este astro de tierra agua y sal. Y es que todos los días la noche vence al día para ser derrotada por el mismo al amanecer siguiente.

Y si no disfrutamos de la dualidad, entonces…. Entonces estamos discutiendo si una generación debería de ser llamada generación de cristal, mazapán o a los campos de concentración.
La transformación y lucha que vive mi país día con día es difícil de ignorar, más cuando tienes una opinión que no está basada en el trading topis de Tuitel o RRedit
( Zi, loz eScRiBi AzZzIiIiIi apromposito No me juzguez O TE TRAUMO)

PERO COMO SIEMPRE, DIVAGO…

Recuperando un lienzo”

Que culpa tiene el arte, de tu protesta social.

Creo que era Marzo, o Abril. Definitivamente no era Mayo. Cuando en mi exploración/explotación artística, y en mi evolución pictórica me encontré con un perro abandonado en una bodega.
Honestamente y acá entre nos. No se si estoy hablando de el, o de mi mismo…

Sentado y triste, abandonado.

El oleo y yo nunca fuimos uno mismo. Más bien, siempre fue esa técnica a la que le saque la vuelta. Me daba miedo, o respeto. Me causaba mucho no se que que que se yo, que no entendía como era que el pigmento se embarraba en el lienzo, madera o textura a pintar. Me daba mucha curiosidad el saber como hacían los grandes maestros para saber en que punto exacto de la pintura va la veladura correcta de color. Hasta el día de hoy no lo se.

Llegue a Querétaro antes que el Covid. En Febrero, todo seguía abierto y se veía la pandemia venir. Pero como que no queríamos creer. Vine a ver a los míos un mes y hoy 10 meses después creo que… Puto viru.
Llegue enojado, triste, confundido y como siempre. Con toda la leche adentro. Tenía tanto que decir pero tan pocas palabras. A veces creo que hablo en otro idioma.
Años de caminar y caminando me di cuenta que tenía mas bocetos que amigos. Que siempre tuve más colores en la libreta que en la vida. Y fue entonces cuando abrí la bodega y me vi a mi mismo. Sentado en un lienzo esperando mi momento abandonado en un cuarto arrumbado guardando polvo.

Ya tenía un par de lienzos en camino. Estaba haciendo al Mariachero, Sobre la vida y el No, Pool party Jesus, El H de vil turbio y uno que sigue atorado esperando ser terminado; JESMX. Aún así siempre e sido un atascado de los mas puercos. Y pues… secuestre este bello lienzo de 80×60 para ver que podía pasar… Y algo así

Pasaron los meses y seguía siendo esta cosa que me gustaba pero no tanto. Había cosas que me emocionaban de la técnica que estaba logrando. Pero como en toda exploración… pues hay bastantes errores.
Creo que conforme fui avanzando y entendiendo a la pintura fue cambiando también el discurso de está pintura. Comenzó siendo una mujer abierta de piernas, con un charco entre sus chamorros. Viendo de frente al espectador. No sé, perdón y así.

Muchas vueltas, ejercicios. Cambios y caminos de la vida la fui modificando poco a poco. Primero el suelo, luego el fondo. Y un día me di cuenta que la estaba pintando con el único propósito de hacer enojar a la banda. Lo cual, pues no es el plan.

No la extraño.

Me gusta el cambio, me gusta la transformación que e tenido en este año tan… Dos mil pinche veinte. No se que más decir que no te haya dicho antes.

Gracias por leerme.

H

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .